Inclusión Educativa


La materialización del derecho a la educación es una condición necesaria para la inclusión social y económica y la plena participación de las personas en la sociedad.
La Convención Internacional sobre los Derechos de las personas con discapacidad establece que las personas con discapacidad deben tener garantizado su derecho a una educación sin discriminación y sobre la base de la igualdad de oportunidades, asegurar un sistema de educación inclusivo a todos los niveles, así como la enseñanza a lo largo de la vida.
La inclusión es un proceso que reconoce la obligación de eliminar las barreras que restrinjan o impidan la participación y la necesidad de modificar la cultura, la política y la práctica de las escuelas convencionales para tener en cuenta las necesidades de todos los estudiantes.





"Queremos decirle también a los docentes que aprendemos de ellos todos los días, que no saben el capital que tienen, de saberes" que pueden poner en juego en los procesos de inclusión, que en definitiva no son "nada del otro mundo, que no hay que tener miedo y que hay que animarse."

La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad y la legislación vigente plantea que las escuelas comunes están en obligación de abrir las puertas a todos los y las estudiantes, con discapacidad o sin discapacidad. Y desde este lugar, los equipos docentes, los y las educadorxs cuentan con herramientas y saberes que pueden poner en juego, a veces con apoyos, en experiencias pedagógicas en las aulas, significativas para los grupos escolares.

Cartel del servicio de Inclusión Educativa, con pictogramas
La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad plantea que las escuelas están en obligación de abrir las puertas a todos los y las estudiantes.





No hay comentarios.:

Buscar noticias anteriores