¡Nuevo!Tiempos de redes solidariasMirá el video.

Día Mundial para la Prevención del Abuso Infantil

Desde el año 2000, cada 19 de noviembre se conmemora el Día Mundial para la Prevención del Abuso contra los niños y niñas, para poner en evidencia la magnitud de este problema y exigir al Estado políticas públicas necesarias para afrontarlo, siendo un flagelo que afecta a miles de niños y niñas. 

Imagen de niños y niñas caminando de la mano

Para la Organización Mundial de la Salud el maltrato infantil se define como los abusos y la desatención de que son objeto los menores de 18 años e incluye todos los tipos de maltrato físico o psicológico, abuso sexual, desatención, negligencia y explotación comercial o de otro tipo que causen o puedan causar un daño a la salud, desarrollo o dignidad del niño, o poner en peligro su supervivencia, en el contexto de una relación de responsabilidad, confianza o poder. 
Según estimaciones de la OMS, 1 de cada 5 niñas y 1 de cada 13 niños son abusados sexualmente antes de los 18 años y solo el 10% de los casos son denunciados.

   

La información estadística recopilada por el Ministerio en Argentina nos indica que 7 de cada 10 víctimas menores de 18 años son niñas y el 51% tienen menos de 11 años. La proporción de víctimas de este género se incrementa a medida que aumenta la edad, a diferencia de los que ocurre con los niños. 
Siete de cada diez agresores pertenecen al ámbito familiar de la víctima y más de la mitad son padres o padrastros. 
Las formas más frecuentes de victimización sexual son el manoseo, seguido por la violación. Se registran casos en que la víctima puede sufrir más de una agresión sexual. 
El 65% de las víctimas son niños, niñas y adolescentes y el 67,4% de los hechos sucede en el hogar de la víctima, del agresor o de un familiar. 
Asimismo, el 41,3% de los llamados son realizados por familiares mientras que el 34,1% provienen de instituciones 
La línea 0800-222-1717 es gratuita, tiene alcance nacional y atiende las 24 horas, los 365 días del año. Las profesionales que la atienden brindan orientación sobre cómo y dónde radicarlas denuncias, los organismos competentes en el lugar de residencia de la víctima. Los llamados tienen seguimiento y se realizan enlaces con organismos de protección local, fiscalías, asesorías, defensorías, escuelas, servicios sociales, familiares y policías, entre otros actores involucrados. 
El equipo de profesionales está conformado por trabajadoras sociales y psicólogas y abogadas especialmente entrenadas en violencia familiar y sexual. 
Es muy importante asumir el compromiso por la protección integral de las infancias y exigir al Estado respuestas ágiles, amigables y contenedoras que inviten a pedir ayuda, que habiliten la palabra, que resguarden a las víctimas y sancionen y condenen a los responsables.



Tenemos mucho por hacer. Apoyanos para seguir construyendo una sociedad más inclusiva.  Aquí te contamos cómo.

No hay comentarios.:

Buscar noticias anteriores