¡Nuevo!Tiempos de redes solidariasMirá el video.

La Casa Virtual - el libro digital que es un verdadero anuario del Centro de Orientación Laboral

Durante todo el 2020 desde el Centro de Orientación Laboral de APADIM (COL) trabajaron en un proyecto transversal y paralelo a todas las acciones y procesos de formación que realizaron. Un libro digital que recopile todos los proyectos y acciones del año, y a la vez condense reflexiones, aprendizajes, acerca de cómo vivimos, socializamos y hacemos comunidad.  Por eso, el tema que atravesó el proyecto estuvo centrado en la casa. A medida que el contexto de pandemia y virtualidades se fue extendiendo, el proyecto fue creciendo, y finalmente el libro se transformó en tres volúmenes o capítulos de más de 70 páginas cada uno, cada uno de estos capítulos profundizó en distintos ejes temáticos. 
En esta nota recorremos "Casa Virtual", el proyecto en el que jóvenes y profes del COL nos proponen reflexionar entre fotos, videos, actividades, sabores y memorias para reencontrarnos en nuestras casas  con sus rincones, historias y aromas, y darles un sentido en este tiempo.
Imagen: tapa del primer capítulo del libro digital. Desde adentro de una habitación se ve una ventana con la cortina abierta y un patio a través de esta. Arriba la leyenda "La Casa virtual", en el centro: "Rincones, historias, aromas" y al pie: "COL - Centro de orientación laboral - APADIM 2020"


"Para acceder a un libro necesitamos parar y mirar, sorprendernos, motivarnos y poder llevarnos algo de cada capítulo.  El libro digital como experiencia colectiva nos invita a recorrer ese camino…"
Vanesa Graff, Introducción de "La Casa Virtual". 

Las primeras páginas de Rincones Caseros, el primer capítulo de esta producción digital, nos presenta el sentido de este proyecto: "El contexto de cuarentena nos ha conducido a repensar, adaptar y replantear nuestras prácticas, no solamente en relación a los contenidos, la planificación de cada programa (…) sino también en un sentido más profundo, que implica mirar hacia atrás, recuperar aquello que por más simple o complejo que resulte ha formado parte de la vida (…), saberes y prácticas valiosas que se han ido desdibujando, perdiendo, en un mundo donde todxs corremos para llegar a ninguna parte y que hoy nos exige parar y reencontrarnos en nuestras casas para pensar como seguir… ¿Cómo queremos seguir?", pregunta en la introducción la directora del Centro de Orientación Laboral, Vanesa Graff.

El proyecto interpreta la(s) casa(s) como entorno de aprendizajes y encuentro de experiencias individuales, familiares, comunitarias que en este tiempo se plasman, con sus desigualdades y necesidades, como construcción social y cultural propia, y como universo de sentidos y escenarios propios.

De la mano de la expresión estética que atraviesa y transforma todo, nos permite ver en nuestro rincón del mundo, nuestras casas, todos “aquellos objetos, espacios y materiales de los que disponemos para construir y reconstruir saberes, trabajar en comunidad y visualizar que cada uno tiene y puede transmitir conocimiento, que todos los aportes son valiosos y así volver un poquito al origen, a las raíces donde el mundo era un poco más simple y la tierra lo agradecía”.  Así se nos convida a sumergirnos en el mundo de tres libros digitales, colmados de aprendizajes, recuerdos y sensaciones que nos conectan con nuestros espacios e historias en nuestras casas.

Los Capítulos Rincones Caseros, Historias de Cocina, Rincón Verde 

El recorrido inicia por nuestros Rincones Caseros, una exploración por los espacios favoritos, por los rincones de la casa y sus significados e historias, observando y reelaborando estos lugares, a partir de la mirada de los y las jóvenes, puesta en fotos, dibujos y videos.  El capítulo es un verdadero álbum colectivo, organizado en series de fotos, dibujos y maquetas (las series se llaman por ejemplo: fachadas, patios, balcones, vegetación, entre muchas otras) que interpretan los espacios con la sensibilidad de cada uno y de todos.

El capítulo también se pregunta sobre el derecho a tener una vivienda digna, sobre cuál es la dirección, el barrio y sobre la vida independiente: ¿Qué haríamos en casa si viviéramos solos?

En el plano del programa de formación que brinda el COL, el capítulo rescata cómo la comunicación se produjo a través de nuevos espacios de encuentro, a partir de la creación de dispositivos para sostener vínculos y desarrollar programas como el taller de habilidades sociales, que trabajó sobre los derechos y los apoyos necesarios para que cada vida sea sostenida y pueda ser vivida de acuerdo a sus preferencias. "Autonomía, identidad personal, quienes somos, que deseamos y queremos. En búsqueda y proyección para el futuro, fuimos preguntándonos por nuestros intereses y motivaciones."

También en el mismo sentido, el capítulo comparte los aprendizajes que realizaron los jóvenes en el uso de tecnologías para la comunicación y la producción de información: desde el papel, los lápices y otros materiales para la producción de dibujos, maquetas y pinturas hasta la fotografía digital y el uso de aplicaciones y dispositivos para retratar en fotografías y videos.

"Las fotos son muchas cosas: comunicación y testimonio", expresan en un momento del capítulo, citando a la fotógrafa Flor Forchino. "La variedad de miradas, los puntos de vista, encuadres, muestra la infinidad de maneras que hay de mostrar y contar algo. Porque sacando fotos hablamos con la cámara y expresamos todo lo que vemos por ahí, y esto que vemos por ahí, esto que elegimos contar es lo que va a quedar registrado en el tiempo."

El proyecto de semilleros para aves, uno de los tantos que surgieron en la institución durante el 2020 en la línea del cuidado del ambiente y como respuesta (grano de arena) al desastre ambiental causado por los incendios forestales en las sierras cordobesas también está retratado en este primer capítulo.  El contexto: los incendios provocaron que muchas especies animales deban escapar de las llamas y de la pérdida del territorio, y en el caso de las aves, se vieron forzadas a migrar a zonas seguras, llegando a la ciudad de Córdoba y otras ciudades cercanas. Brindar alimentos adecuados para las aves autóctonas, previendo un regreso a sus hábitats se volvió un proyecto. En las páginas de este libro puede verse el proceso, los aprendizajes, los sentidos de esta práctica.

Y la exploración de los espacios físicos conecta también por los espacios y experiencias de vida. Uno de los ejes centrales de trabajo con el grupo de jóvenes del Nivel Avanzado (último tramo en el proceso de formación por el COL) es el encuentro con personas que comparten sus experiencias de trabajo, de vocación en distintos oficios y profesiones, y sus producciones en distintos ámbitos. Así fue también este año y entrevistaron a Gonzalo Ganon, Fernanda Juarez, Cecilia y Constanza Alekian, Florencia Quintana, Natalia Cuquejo , Santiago Torossi y Florencia Peretti. Esos encuentros, que motivan a los jóvenes a imaginarse y proyectarse en diversos trabajos, quedaron también registrados en estas páginas.  

Tapa del segundo capítulo. La foto muestra una cocina, autora Mariela Tiranti y debajo el texto: "Capítulo 2 - Historias de cocina"


En el segundo capítulo, en Historias de Cocina rescatamos y disfrutamos del encuentro en familia y  del trabajo en equipo, al compartir juntos recetas familiares que amorosamente se van transmitiendo de generación en generación. Estimulamos nuestro cuerpo, ejercitamos nuestra mente y nuestra creatividad en la combinación de ingredientes y técnicas, en el arte del cocinar.

Aprendemos y nos comunicamos de otro modo diferente al compartir, recetas fáciles y rápidas de realizar, intercambiamos secretos de cocina, y así la casa se transforma en un lugar de aprendizajes, en un espacio de experimentación y de promover actividades individuales y colectivas.

Elaboramos recetarios familiares vinculados a la identidad particular de cada familia, arraigada en costumbres, tradiciones o innovaciones en estos tiempos, en la elaboración de platos sencillos o complejos y la elección de determinados alimentos.

En  Rincón Verde, el tercer capítulo, trabajamos sobre  nuestros derechos ecológicos y la oportunidad que tenemos como sociedad de promover actividades sustentables y de cuidado del medio ambiente, protegiendo y  respetando nuestra  tierra y  su biodiversidad.

Trabajamos en el marco de la campaña mundial “Mi planeta, mis Derechos” con acciones y actividades específicas que podemos realizar, y reflexionamos sobre como nuestras acciones cotidianas colaboran para promover nuestro bienestar y que las generaciones futuras  puedan vivir en un ambiente sano y saludable.
Tapa del tercer capítulo: se ven detalles de tres fotos de Gabriela Amaya, Belén Laborde e Ignacio Aguirre. Debajo la leyenda "Capítulo 3. Rincón verde"



Por eso aprendimos hacer ecoladrillos que utilizamos para la construcción de  la sala cuna de los pollitos de la granja, utilizando el método del adobe que usaban nuestros pueblos originarios y trabajamos en conjunto con la Escuela de Formación Integral en la elaboración de un manual explicativo para la construcción de huertas urbanas. Un proyecto agroecológico institucional que promueve modos de producción y consumo sustentables, el acceso a una alimentación de calidad para todos, con alimentos saludables y variados en nuestras huertas y conocer el origen de lo que comemos.

Con esa guía y las semillas que obtuvimos, conocimos y aprendimos sobre la preparación de la tierra, el tipo de siembra, los cuidados y la protección adecuada a cada semilla. Identificamos los tiempos y los procesos propios de cada planta, creando y utilizando materiales reciclables, fuimos  adecuando el espacio, en el rincón posible de cada hogar.

También rescatamos aquellos juegos de nuestra infancia, reconociendo el derecho a infancias libres y diversas, en la elección de aquellos que nos gustan y divierten. Y creamos también nuestros propios juegos con materiales encontrados que fuimos reciclando, reutilizando  dando forma a distintos juegos.

Trabajamos distintas técnicas de encuadernación artesanal y mecánica, sumando conceptos relacionados con la pintura, el diseño, el reciclado y la reutilización de materiales.

Este año, junto a  los jóvenes del grupo los Chiwen, participamos activamente en la organización virtual de los encuentros virtuales de la celebración de la Pachamama y el día de la Diversidad Cultural, con reflexiones sobre el cuidado de la tierra y los derechos ambientales.

Cada uno de estos libros fueron desarrollados con la colaboración de los jóvenes y las familias del COL, que se comprometieron acompañando a sus hijas e hijos permitiendo de ese modo que se cumpla un derecho fundamental que es la educación para todos y todas.

Las imágenes y videos que componen estos libros son parte de todos los aportes, apoyos  y momentos compartidos por el equipo de trabajo.

¡Muchas gracias a todos por asumir el desafío de este año trabajo!


Tenemos mucho por hacer. Apoyanos para seguir construyendo una sociedad más inclusiva.  Aquí te contamos cómo.

No hay comentarios.:

Buscar noticias anteriores