Para seguir construyendo la inclusión

El lunes 1 de julio nuestra escuela fue lugar para un nuevo encuentro entre directivos y docentes que apoyan procesos de inclusión educativa, de distintas escuelas de modalidad especial de Córdoba. Con la convocatoria de la Inspectora de Escuelas de Modalidad Especial de la DGIPE, Marcela Gorosito, nos encontramos los equipos directivos, equipos técnicos y de inclusión de distintos centros educativos de modalidad especial que vienen trabajando en apoyo a las escuelas de nivel (habitualmente conocidas como escuelas comunes)
Precisamente se trató de una jornada taller de monitoreo del Trabajo en Red entre Escuelas de Modalidad Especial y los Niveles Educativos, para el sostenimiento de  las Trayectorias Escolares.  En este taller se trabajó evaluando técnicamente las intervenciones que se realizan desde los equipos para fortalecer los procesos en las escuelas regulares.  

Fotos de distintos momentos de la jornada.

El Trabajo en Red entre instituciones especiales y las escuelas "de nivel" (es decir, las escuelas comunes de los niveles inicial, primario y secundario) "para el sostenimiento de las Trayectorias Escolares" es la estrategia que en el marco de las políticas educativas de la provincia se vienen impulsando en los últimos años para avanzar de manera colectiva en los procesos de inclusión de las niñas, los niños y adolescentes en las aulas y las experiencias educativas.  Corriendo el eje de la integración clásica (de estudiantes con discapacidad que se adaptan a grupos y escuelas), los procesos actuales apuntan a la construcción de ambientes, procesos, propuestas educativas, estrategias pedagógicas y escenarios institucionales que comprendan la diversidad humana, las distintas características que de cada una y de cada uno.  En ese marco la estrategia brinda para las escuelas especiales la oportunidad de poner sus fortalezas, sus saberes y sus experiencias para acompañar y fortalecer la capacidad de las escuelas de nivel. Muchas de ellas vienen con una experiencia de larga data en estos procesos; lo nuevo quizás son las posibilidades (pero también dificultades) que arroja poner en movimiento en un nivel sistémico este modelo. De manera orgánica y colectiva.

En el proceso, aparecen las dificultades, los retrocesos y debilidades, a veces por las culturas institucionales y prejuicios arraigados, pero también por las dificultades estructurales y de recursos, en los equipos y establecimientos educativos e incluso por contradicciones sistémicas que a menudo requiere de mayor flexibilidad en escenarios complejos; en el marco de modelos de inclusión / integración que conviven en las mismas instituciones y de un sistema educativo históricamente complejo, donde entre lo público y las gestiones privadas (al interior de estos subsistemas hay un amplio abanico de diversidades) muchas veces hay diferencias y desigualdades. 
En todo caso, estas instancias de trabajo permiten visualizar esas complejidades, transformar esas circunstancias en aprendizajes, intercambiando las experiencias de los diversos equipos, sosteniendo procesos con distintos planos de análisis, buscan nuevas herramientas e instrumentos de abordajes, etc.



No hay comentarios.:

Buscar noticias anteriores