¿Qué significa ser independientes hoy?

Durante el acto en conmemoración por el Día de la Independencia, la Prof. Silvia Güerci, Representante Legal de APADIM, brindó este discurso en el que conjugó el pasado de la lucha emancipatoria y el hito histórico de la Declaración del 9 de julio de 1816; con un presente lleno de desafíos, en el que el campo de la educación ocupa un rol central para la puesta en marcha de "proyectos colectivos". En este video compartimos algunos fragmentos de su presentación que transcribimos en esta nota.

Agradecemos a ustedes la presencia en esta convocatoria, sobre todo en este día vinculado a acontecimientos que de un modo u otro fundantes de proyectos que desde lo macro a lo micro construyen ciudadanía y respeto por la alteridad; en el marco de tramas socioculturales e históricas particulares.


Dice Enrique Pichón Riviere que en tiempos de incertidumbre y desesperanza es imprescindible gestar proyectos colectivos desde donde planificar la esperanza junto a otros. En esto estamos.
El primer acontecimiento que conmemoramos es el 9 de julio de 1816, fecha – hito de nuestra historia, que nos enseña que en uno de los peores momentos de la emancipación americana; con Simón Bolivar derrotado, con fuerzas realistas que apenas podían ser contenidas por las guerrillas de Güemes y con Fernando VII nuevamente en el trono de España; un congreso convocado en la ciudad de Tucumán proclamó la existencia de una nueva nación: nosotros. Las Provincias Unidas en Sudamérica, libres e independientes de España y de cualquier otra potencia extranjera.

CONOCÉ LA «COPLA A LA INDEPENDENCIA»


Cuando nosotros, hoy, ciudadanas y ciudadanos del siglo 21, de nuestra Argentina, leemos el acta de declaración de nuestra independencia, surgida de un congreso reunido en Tucumán, constituido por hombres de voluntad sensata y férrea, de perseverancia incansable; quienes arriesgándolo todo, sumando esfuerzos, buscando la afirmación jurídica que colocó al país en el marco de las naciones soberanas del mundo; no podríamos menos que adherir a esta declaración. Brindarles apoyo, acompañándolos con el mismo esfuerzo y voluntad.

«...en tiempos de incertidumbre y desesperanza es imprescindible gestar proyectos colectivos desde donde planificar la esperanza junto a otros.»

Fue un gran compromiso. El rechazo valiente de una realidad adversa. Un acto de coraje. Fueron hombres muy señalados en su comunidad por su profunda adhesión a la causa de la Libertad Latinoamericana. En 1816 eran parte de la realidad cotidiana, de los desafíos que se planteaba una dirigencia política muy joven que asumía grandes riesgos. Ser independientes en 1816 significaba iniciar un camino nuevo, desconocido, incierto.

Leer más: La independencia: nuestra tarea por hacer


¿Qué significa ser independientes hoy? ¿Y cómo sostenemos nuestra independencia?
Seguramente en 1816, las guerras, el uso de las armas, la conformación de ejércitos eran pilares de resguardo de nuestra independencia, justificado por el contexto histórico y geopolítico. Hoy como ciudadanos y ciudadanas repudiamos cualquier intento bélico o uso de la fuerza en nombre de la libertad.

Las Provincias Unidas en Sudamérica, libres e independientes de España y de cualquier otra potencia extranjera

Ser independientes hoy debe significar que como ciudadanos y ciudadanas asumamos el compromiso de construir juntos día a día un país que merezca ser vivido con dignidad, con proyectos político sociales focalizados en un estado de respeto a nuestros derechos fundamentales y a nuestras libertades individuales.

Fueron hombres muy señalados en su comunidad por su profunda adhesión a la causa de la Libertad Latinoamericana.

Ser independientes hoy significa que reconozcamos en la educación, el espacio donde deben gestarse los cambios frutos del trabajo, del esfuerzo y de la toma de conciencia de que somos sujetos de derechos.
Como está escrito en la tarjeta de invitación y aquí en esta frase de Eduardo Galeano, que se refiere a la independencia latinoamericana -dice: “la independencia sigue siendo para nosotros una tarea por hacer”-. No perdamos de vista esta afirmación. La tarea continúa, sobre todo en nuestro ámbito que es la educación, haciendo tomar conciencia de la importancia de la participación ciudadana para el sostenimiento de los derechos que nos permiten gozar de la libertad. Esa libertad que nos hace una nación independiente.

Como ciudadanos y ciudadanas asumamos el compromiso de construir juntos día a día un país que merezca ser vivido con dignidad.

No hay comentarios.:

Buscar noticias anteriores