Emociones y aprendizajes en el aula.

El pasado 24 de agosto nos encontramos en la jornada inteligencia emocional en las organizaciones educativas para conocer como trabajar en el aula y en las organizaciones educativas con los aportes de las neurociencias y la inteligencia emocional, de manera de poder recrear espacios de enseñanza y aprendizaje donde circule la palabra, se vehiculicen y orienten las emociones para aprender junto a otros.
De esta manera pudimos trabajar la importancia de las emociones dentro de las organizaciones educativas, como influyen en el clima en las instituciones y en el desarrollo de una jornada en espacios educativos de cualquier organización
Realizamos un interesante recorrido que nos permitió pensar e interrogarnos porque dentro de las organizaciones educativas se le suele dar mayor relevancia al desarrollo de habilidades cognitivas dejando de lado muchas veces la inteligencia emocional, siendo que esta promueve relaciones favorables necesarias para aprender.
Desde allí fuimos conectando conceptos y experiencias sobre que entendemos por aprender y aprendizajes, y cómo las emociones circulan dentro de las organizaciones educativas vehiculizando, facilitando u obstaculizando el aprendizaje y los vínculos entre todos los actores intervinientes.
Es por eso que toda organización educativa debe abordar los vínculos y los procesos emocionales que intervienen y transversalizan toda situación educativa, ya que las emociones tiñen nuestra mirada sobre el mundo que nos rodea y poder trabajar con ellas, distinguirlas y manejarlas es indispensable.
En un espacio de reflexión desde las propias prácticas y compartiendo pareceres y miradas al respecto fuimos transitando una jornada colmada de preguntas y debates abiertos para repensar nuestras propias concepciones y cómo construimos espacios y estrategias donde las emociones sean participes necesarias en este proceso dinámico y dual que es el aprendizaje.
Así fuimos trabajando la idea de que las habilidades cognitivas y la inteligencia emocional son complementarias y es necesario desarrollarlas para enriquecer el bagaje de conocimiento y el desarrollo de vínculos interpersonales saludables y funcionales.
En un ejercicio de relajación para trabajar algunos
conceptos e ideas, conectamos con la expresión del cuerpo
Nos fuimos presentando y contando porque estamos aquí
El reconocimiento de los factores afectivos y motivacionales en el proceso de aprendizaje han demostrado el papel que juegan las actitudes positivas, de aceptación y autoeficacia, que favorecen el control emocional y la realización de las actividades educativas.
Con interesantes planteos y ejercicios de relajación trabajamos la idea de empatía, la mirada y el trabajo en equipo fuimos dando corporeidad a conceptos e ideas, encontrándonos en este gran mundo de las emociones para pensarnos como actuamos, reaccionamos y producimos aprendizajes.

Tenemos mucho por hacer. Apoyanos para seguir construyendo una sociedad más inclusiva.  Aquí te contamos cómo.

No hay comentarios.:

Buscar noticias anteriores