¡Nuevo!Todo sobre el coronavirus COVID-19Toda la información general e institucional aquí.

Que nadie quede fuera de la trama

Cuando se está por cumplir el primer mes desde la medida de suspensión de actividades y del aislamiento social preventivo y obligatorio, para enfrentar el fenómeno de la pandemia por el coronavirus, compartimos esta carta que había sido enviada en esos primeros días por el equipo de la Escuela de Formación Integral a los y las estudiantes. Fue una de las tantísimas formas de seguir encontrándonos, que empezábamos a ensayar y en los que hoy ya navegamos y seguimos explorando. Buscando accesibilidad, inclusión y dignidad.

Las escuelas ya están cumpliendo el primer mes desde que se suspendieran las clases y se empezaran a ensayar esa enorme cantidad de experiencias de comunicación y educación que aprendimos colectivamente, con errores y tropiezos, con adaptaciones, con mejoras y herramientas de las que a poco nos fuimos apropiando, para recrear nuevas formas, inéditas, de construir aprendizajes colectivos. Con muchísimas dificultades, con profundas desigualdades de acceso, pero también con mucha creatividad y solidaridad para sortearlas entre todos.  

Lo mismo decimos con respecto a otros servicios y apoyos para las personas con discapacidad, desde la salud, la promoción de la autonomía, el ejercicio de la participación en la vida familiar, el derecho a tomar decisiones en un contexto donde las posibilidades se limitan a la casa y se encuentran con muchas problemáticas económicas, sociales, y las necesidades de apoyos singulares que muchas personas con discapacidad requieren.

Mantener la comunicación, con toda la accesibilidad que se pueda constuir, abrir puertas y ventanas a través del teléfono, con una carta que llega por mail, arreglar goteras y las dificultades con un abrazo a través de whatsapp; tapar las historias costumbristas y banales de las novelas de televisión con nuestras propias historias cotidianas, con nuestras dificultades, con nuestros espacios diversos (y por eso dignos) e íntimos, familiares, con videos y fotos que nos compartimos por las redes sociales. Estar siempre cerca, manteniendo la distancia pero cerca. De eso se trata. Eso tratamos.

Eso se siente. Por ejemplo, cuando en los primeros días de la suspensión de clases y el inicio del aislamiento social desde la Escuela de Formación Integral, prepararon esta hermosa carta, elaborada con textos y con pictogramas que enviaron a los y las estudiantes. Algunas fueron acompañando el apoyo alimentario programado desde el programa alimentario provincial, otras fueron digitalmente. Todas con el nombre y apellido de cada estudiante. 

La carta

¡Hola! ¿Cómo estás? ¡Te extrañamos mucho! Pensamos en vos todos los días.


Los profes nos comunicamos por teléfonos. Estamos todos bien. Cada uno trabaja desde su casa.


Recordá entrar a la página de APADIM y al grupo de familias de Whatsapp. Y realizar las actividades que los profes te mandan para seguir aprendiendo.

 Sumate a compartir las fotos de tus actividades.

Pronto te seguiremos sorprendiendo. Cuidate mucho. Recuerda lavarte bien las manos y quedarte en casa.
 Mucho cariño de todos tus profes de APADIM.

Tantas respuestas

Mensajes de audio, videos, fotos. De todo.  En respuesta a la carta y en respuesta cotidiana a un diálogo entre estudiantes, profes y familias; esa conversación de la que los libros de pedagogía siempre dicen que está hecho el acto educativo.  Por ejemplo la mamá de Julia nos decía:

"Mil gracias por la carta Juli felíz de recibirla. Por suerte todos los días Julia hace las actividades y lleva el registro en las carpetas. Gracias a todos los profes por su esfuerzo, recibimos las actividades con alegría y tratamos que no se detenga el ritmo. El esfuerzo de todos es grande, sientan que los apoyamos en su trabajo. Gracias miles!!!!"

Para esto debemos estar las escuelas, los centros y espacios de apoyos, los educadores, las personas que llevan adelante el hermoso oficio de apoyar a otras personas. Para que nadie quede fuera de la trama social e histórica que vamos tejiendo.


Tenemos mucho por hacer. Apoyanos para seguir construyendo una sociedad más inclusiva.  Aquí te contamos cómo.

No hay comentarios.:

Buscar noticias anteriores