Recursos y etapas en un abordaje integral

¿Cómo es el proceso de ingreso del niño y su familia al servicio? ¿Cuáles son las estrategias de abordaje utilizadas? El trabajo interdisciplinario en las distintas etapas de un abordaje integral permite obtener siempre información precisa, a partir de la escucha permanente y las singularidades familiares de cada caso, que resulta fundamental para instrumentar dispositivos y espacios apropiados.

En el tercer encuentro del curso, trabajamos sobre cómo diseñamos nuestra propuesta, considerando distintas etapas, herramientas y procesos; y a partir de ejemplos de propuestas de intervención y casos prácticos a resolver, fuimos pensando los modos que los equipos interdisciplinarios construyen sus abordajes.
En este sentido Érica Córdoba comentó que es a partir de la entrevista de valoración psicosocial donde se obtiene información sobre la estructura y funcionamiento familiar: Aquí es importante conocer los recursos personales, preocupaciones, dificultades y expectativas que tienen con respecto a su hijo, sobre ellos mismos y del proceso de estimulación. Esto nos ayuda a conocer el contexto familiar cercano y todos aquellos datos que posibiliten aproximarnos a aspectos de la biografía familiar particular de cada niño.
En este primer encuentro de acercamiento al niño y su familia, podemos registrar cómo viven distintas situaciones relativas a la salud, el crecimiento y desarrollo del niño, como también aquella información que nos permita conocer el contexto familiar y social en el que está inmerso el niño.
Luego de esta instancia se procede a realizar una observación y evaluación diagnóstica del niño desde un abordaje integral por parte del equipo interdisciplinario, donde se realizan distintas intervenciones que puedan dar una respuesta al niño y su familia, ya sea con su posterior ingreso o derivación a otros centros.
En esta etapa el equipo interdisciplinario comparte cuál es el perfil de ingreso al servicio y de acuerdo a la demanda del niño y su familia, poder comentar a la familia si el servicio de estimulación temprana puede satisfacer y / o trabajar con las necesidades del desarrollo constitutivo del niño.
Cuando el niño ingresa al servicio se realiza un plan de trabajo con objetivos y metas concretas de acuerdo a ese niño y familia particular, iniciando entonces un abordaje personal donde se comienza el trabajo con el niño y su entorno, cómo se relaciona con su familia de origen y con el terapeuta.  Para luego ir de a poco incorporando distintos objetos, su respuesta a estímulos visuales, su relación espacio –temporal, entre otros aspectos.
Este abordaje integral de cada niño - familia, está bajo la supervisión de un terapeuta estable que trabaja de manera articulada con una fonoaudióloga, kinesióloga y un médico fisiatra, quienes realizan el seguimiento de la propuesta del niño y en reuniones del equipo pueden modificar el abordaje de acuerdo a las demandas del niño, sus respuestas a la propuesta y cómo fue respondiendo a determinadas situaciones.

Para ir conociendo el alcance de la observación como técnica y herramienta de intervención, Fabiana Dutto, explicó los distintos tipos y niveles que se pueden plantear en la observación, de acuerdo al interés, el lugar, el alcance y la cantidad de personas que se involucran en la misma.
En este sentido mencionó la importancia de contar con una guía de observación con indicadores y temáticas a observar.

Compartimos las experiencias profesionales de abordaje en
los equipos interdisciplinarios
...conocer el contexto familiar cercano y todos aquellos datos que posibiliten conocer aspectos de la biografía familiar particular de cada niño.



A partir de ejemplos de abordajes y  trabajo grupal fuimos
pensando la perspectiva integral de las intervenciones

No hay comentarios.:

Buscar noticias anteriores