Intervenciones en la vida Cotidiana: apoyos y accesibilidad del AT en estos espacios

Si los recursos de apoyo no son adecuados a la persona y las escenas que deben acompañar los acompañantes terapéuticos no habilitan decisiones autónomas e independientes, las intervenciones quedan en el plano del discurso alejadas del contexto situado.
Es para hablar de esto que en la jornada del sábado contamos con la presencia de la TO Vanesa Graff quien nos acercó la importancia de los distintos elementos que son necesarios que el AT conozca para acompañar distintas actividades y la lic Sofía González, con quien a partir de la modalidad taller fuimos trabajando la interdisciplina como un instrumento de trabajo con potencialidades y limitaciones que debemos identificar para ver los obstáculos y desafíos que se presentan en los equipos.
La mirada del terapista ocupacional en los equipos interdisciplinarios debe propiciar herramientas de intervención, permitiendo un enfoque global al encargarse de la prevención, el diagnóstico funcional, la investigación y el tratamiento de las problemáticas ocupacionales cotidianas en diferentes áreas, como el cuidado personal, el trabajo, el juego y la recreación, actividades escolares y de participación social.
Vanesa Graff por lo tanto explicaba que los profesionales deben conocer tanto los productos existentes cómo sus finalidades y propósitos para que de acuerdo esto, saber qué aspectos se deben modificar, haciendo adecuaciones ambientales en la manera de organizar una rutina ocupacional o intervenciones en los objetos que son necesarios para realizar la actividad.
Dentro de este abanico de acciones, Graff realizó una distinción entre las actividades cotidianas como aquellas que tienen que ver con las capacidades de autocuidado más elementales que se realizan de forma cotidiana, en tanto que las instrumentales son actividades más complejas y su realización requiere de un mayor nivel de autonomía personal, asociadas a tareas que implican la capacidad de tomar decisiones y resolución de problemas de la vida cotidiana.
Pensando en estas cuestiones en el segundo momento de la jornada a partir de la modalidad taller junto a Sofía González fuimos pensando las propias experiencias profesionales en los equipos de trabajo.
Porque es necesario poner en cuestión y tensión ideas, conceptos y prácticas, porque es desde allí donde podemos cuestionar, de-construir o ampliar significados y construir prácticas reales de encuentro y escucha válidas en los equipos.
A partir de una dinámica grupal, que siempre invita al diálogo, fuimos descubriendo juntos como existen tramas gestuales, silencios, tensiones, dificultades que tenemos los profesionales al interactuar con otras disciplinas para el abordaje del trabajo interdisciplinario.
Poner en juego cómo las particularidades se presentan y esto repercute en los grupos, ver cómo nuestros propios cerramientos conceptuales en la convicción de lo que uno hace, se encuentran con otras convicciones, generando fricciones, roces o representaciones” entre lo que uno hace o quizás debería hacer”
Es a partir del encuentro con los otros donde se posibilitan nuevas formas de acercamientos y nuevos aprendizajes.
Reconocer las limitaciones y las potencialidades del encuentro diverso de profesionales y proponer etapas de resolución de subjetividades y acuerdos, para poder llevar a cabo espacios vinculantes e interdisciplinarios en el grupo.
Vanesa Graff  compartiendo su experiencia y atenta a las inquietudes
 Si los recursos de apoyo no son adecuados a la persona y las escenas que deben acompañar los acompañantes terapéuticos no habilitan decisiones autónomas e independientes, las intervenciones quedan en el plano del discurso alejadas del contexto situado.
De a poco nos animamos junto a Sofía  a compartir una dinámica  de encuentro de "saberes"


No hay comentarios.:

Buscar noticias anteriores