Acompañamiento terapéutico y trabajo en equipo

El sábado 19 de octubre participamos de un interesante encuentro con las intervenciones de los profesionales de Fundación Hora libre, AT Esteban Kalbermatter y Lic Alana Vazquez, y de Maximiliano Peverelli del equipo Ágora de Buenos Aires quien nos acompañó contando el trabajo que realizan y algunas reflexiones en un video audiovisual.
Pensar el acompañamiento como un dispositivo dentro de los equipos interdisciplinarios nos permite reconocer que el trabajo que realiza el acompañante es un recurso de apoyo que propicia el ejercicio de derecho y autonomía de las personas en los contextos en los cuales elige transitar. Desde allí, es donde la interdisciplina de los equipos de trabajo adquiere sentido, al habilitar caminos diversos de abordaje en la singularidad del acompañante y del acompañado.
Porque es justamente desde este lugar, donde se interviene y se aborda subjetivamente al otro y desde allí, poder ver la posición que ocupamos en ese vínculo singular que se establece con el acompañado.
En el acompañamiento se pone el cuerpo, el centro de su trabajo es lo cotidiano y desde este marco se pueden rescatar escenas, miradas, circunstancias que quizás en el orden del consultorio no se produzcan.
Desde este encuadre, Esteban Kalbermatter y Alana Vázquez comentaron como es el trabajo que realizan en la fundación y bajo la modalidad de taller-ateneo, trabajaron con un caso clínico concreto para ir junto a los asistentes compartiendo esta experiencia, pensar en cómo se habilitan los espacios para el encuadre, el posicionamiento dinámico en cuanto a las situaciones planteadas y la construcción de herramientas vinculantes propias de la relación que se genera con el acompañante
Allí se destacó el trabajo en equipo y la construcción de redes y espacios de sostenimiento de las propias intervenciones.
Atentos escuchamos la grabación de Maximiliano Peverelli
Esteban  Kalbermatter y Lic Alana Vazquez de Fundación Hora libre
en la presentación de caso clínico
Sumando al encuentro y al debate propuesto, a partir de la experiencia y la larga trayectoria en el ámbito de la formación y en el trabajo de AT, Maximiliano Peverilli de Fundación Ágora AT compartió como es la metodología de trabajo y el dispositivo que ellos utilizan para el acompañamiento.
En este sentido, comento la importancia de considerar el acompañamiento como un recurso terapéutico que surge con el sentido de promover una presencia profesional en la cotidianeidad de un paciente, como la “intervención en situación” donde los dispositivos terapéuticos tradicionales no logran acceder.
La inclusión de un dispositivo de AT ofrece un universo relacional donde comienzan a jugarse diversas situaciones de orden social en un ambiente, donde cada enfoque se pauta acorde a la solicitud de acompañamiento, con una comunicación fluida entre los acompañantes y la coordinación y entre la coordinación y los profesionales que dirigen el tratamiento y reuniones de equipo con periodicidad semanal para una puesta en común de todos los tratamientos.
El acompañamiento nos permite pensar cómo se construyen y se modifican en un movimiento continuo, las funciones y contextos del ser acompañantes en sus vínculos con la persona, instituciones y familias, para luego focalizar la clínica del vínculo en la relación acompañante- acompañado.
Un encuentro donde, desde las experiencias y las preguntas, fuimos pensando sobre el posicionamiento subjetivo del Acompañante, comprender las inquietudes y las responsabilidades que el acompañamiento terapéutico produce y genera entre los profesionales, para visibilizar en equipos de apoyos las situaciones de crisis a las cuales se enfrentan y la posibilidad de construir miradas más integrales para habilitar espacios terapéuticos respetuosos.


Tenemos mucho por hacer. Apoyanos para seguir construyendo una sociedad más inclusiva.  Aquí te contamos cómo.

No hay comentarios.:

Buscar noticias anteriores