Queremos vivir en una sociedad donde nos ayudemos entre todos

Todxs podemos ser apoyo para alguien, todo el mundo necesita ayuda alguna vez. Somos seres interdependientes socialmente. Ayudarnos no debería resultar extraño. Así pensamos y por eso en el Centro de Orientación Laboral de APADIM tenemos un programa transversal a las distintas capacitaciones que apunta a fomentar valores y actitudes de socialización, solidarios y como apoyos para la vida y el trabajo. Aquí contamos de qué se trata y mostramos algunas imágenes de nuestra última y reciente actividad.


La iniciativa se llama Programa para el Desarrollo de Actitudes y Valores Prosociales y en él participan jóvenes que vienen haciendo el trayecto de capacitación laboral.  En este programa se ponen en juego habilidades socio emocionales, conversaciones, empatía, iniciativas asertivas, entre otras.

Todxs podemos ser apoyo para alguien, todo el mundo necesita ayuda alguna vez.


La idea es generar propuestas, ideas y acciones que "sin la búsqueda de recompensas favorezcan a otros". Las metas sociales generan reciprocidad aumentando el bienestar personal y social. Desde el aprendizaje promovemos la cognición social. Por eso nos juntamos con lxs chicxs de corazones solidarios, de los capuchinos, un grupo de voluntariado que realiza muchas acciones. Esta vez nos sumamos para ir a convidar el desayuno a gente en situación de calle.

El bienestar es social, no individual

El bienestar, la calidad de vida, la idea de vivir bien, vivir mejor, no se realiza de manera individual.  El indivualismo no favorece el estar bien.  El individualismo asimila erroneamente calidad de vida al consumo, a la competencia, y conduce a los miedos sociales, las inseguridades, las discriminaciones y los aislamientos. Construir con otros, de manera solidaria, encontrándonos en la diversidad, entendiendo que las tensiones y diferencias son parte de la vida social, aprendiendo a respetarnos y a promover el bienestar entre las relaciones, es la única forma de desarrollar comunidad.  En este marco de referencia político se asienta este programa destinado a jóvenes de entre 19 y 25 años que concurren al Centro de Orientación Laboral (C.O.L). Y tiene como objetivos centrales el fomentar el desarrollo de valores y actitudes prosociales así como valores y hábitos necesarios para la vida y el trabajo.


Las acciones Prosociales se definen como aquellos comportamientos que, sin la búsqueda de recompensas materiales favorecen: a otras personas o grupos según el criterio de éstos; a metas sociales objetivamente positivas y que aumentan la probabilidad de generar una reciprocidad positiva de calidad en las relaciones interpersonales o sociales. Originariamente, este concepto ha sido muy estudiado en niños y jóvenes en edad escolar por los beneficios que comporta para su desarrollo personal e interpersonal, ya que:
  • Es un concepto que constituye un gran aporte para comprender y operativizar una mejora en la calidad de vida y en las relaciones entre personas; para generar altos niveles de cohesión grupal, participación y motivación.
  • Colectivamente, es la funcionalidad de la convivencia y armonía de las personas, grupos y sociedades lo que favorecería la disminución de comportamientos violentos y su efectiva prevención 
  • Produce mejoras en la identidad, autonomía, creatividad y en la iniciativa de las personas y los grupos implicados.

Por tales motivos, este programa se inscribe en la tarea de encontrar las vías, métodos, instrumentos que hicieran posible la introducción, formación, promoción, mantenimiento e incremento de tal prosocialidad, desde una perspectiva educativa.

Más fotos en facebook

Tenemos mucho por hacer. Apoyanos para seguir construyendo una sociedad más inclusiva.  Aquí te contamos cómo.

No hay comentarios.:

Buscar noticias anteriores