¡Nuevo!Todo sobre el coronavirus COVID-19Toda la información general e institucional aquí.

Poniéndole el cuerpo

Seguimos poniéndole el cuerpo a estos tiempos difíciles, tratando de sobrellevarlo juntos, tratando de sostenernos entre todxs. No romantizamos tiempos difíciles, (como siempre: las dificultades son más complejas para algunos que para otros) pero siempre tratamos de dar lo mejor, de seguir construyendo oportunidades, de seguir aprendiendo y aportando a una sociedad más digna. En esta entrada contamos un poco cómo estamos en APADIM, desde nuestras casas, asumiendo los desafíos de estos nuevos tiempos, y viendo algunas puntas de ovillos de reflexiones que debemos ir desenredando. Y todo con algunas de las muchísimas fotos que amorosamente nos vamos enviando por estos días, como un registro de este presente que va tomando forma de bisagra de época.

Las escuelas se han mudado, las mesas familiares se turnan entre los horarios de los almuerzos todos juntos (algo bueno que ha regresado a muchos hogares, ese tiempo para compartir cada día) y la omnipresencia de los útiles escolares, carpetas, y el celular cerca para ver lo que han enviado los profes. Y también para hacer ese registro de videos y fotos que serán la memoria digitalizada de esta época especial.


La autonomía, la interdependencia y los apoyos son algunos de los conceptos técnicos y políticos que se manifiestan, por ejemplo, en el plano de las actividades de la vida diaria, que en este tiempo se vuelven el centro de la escena educativa y de los programas institucionales de acompañamiento. Ante esta experiencia de cuarentena las instituciones se han ubicado en un remoto segundo plano: con los establecimientos cerrados, y con la relevancia que han tomado las tecnologías para mantener la comunicación, se han trastocado las formas en que se establecen las relaciones de trabajo educativo, de formación, terapéutico, de inclusión, etc.

Muchas reflexiones surgen en este tiempo, alrededor de las realidades diversas y desiguales, en relación a quiénes y cómo garantizan apoyos para el ejercicio de derechos y para la autonomía, en torno también a las oportunidades que puede implicar este movimiento de "ya no aprender cosas en la escuela para luego llevarlas (trasladarlas, traspolarlas) a la vida cotidiana (a casa) sino aprenderlas directamente en el espacio de vida cotidiana"; pero también a la reducción de ese mundo del día a día que en este contexto de reclusión todos experimentamos y cómo se acerca (o no) a la realidad histórica previa a la pandemia de muchas personas, marcada por la falta de oportunidades y de un mundo social definitivamente reducido.

Desde el principio atravesamos esta experiencia colectiva que nos llevó a asumir grandes desafíos: como muchas organizaciones sociales buscamos nuevas formas que nos permitan seguir estando cerca, encontrándonos y apoyándonos. Así vamos, hace ya más de un mes desplegando un montón de estrategias de comunicación en contextos diversos. Y todos nos enviamos imágenes, relatos, novedades, experiencias y también necesidades... Allí estamos compartiendo las dificultades y también los pequeños y grandes logros que comunidad vamos consiguiendo en este contexto que nos toca vivir.



Las reflexiones van tomando forma en los diálogos virtuales de este tiempo de distanciamientos, y será la distancia del tiempo, precisamente, la que permitirá pensar este tiempo y delinear futuros más deseables. Mientras tanto le vamos poniendo el cuerpo, entre todos, como siempre y sin desconocer las desigualdades, tratando de acompañarnos y compartiendo oportunidades.


Tenemos mucho por hacer. Apoyanos para seguir construyendo una sociedad más inclusiva.  Aquí te contamos cómo.

No hay comentarios.:

Buscar noticias anteriores