¡Nuevo!Todo sobre el coronavirus COVID-19Toda la información general e institucional aquí.

Articulación internacional en tiempos de pandemia

Con una importante participación de integrantes de nuestra institución y de nuestros colegas de Cecopal, se realizó una nueva edición de la Asamblea Regional Latinoamericana de las 3 Voces, un espacio en el que confluimos las organizaciones de diez países latinoamericanos que trabajamos en proyectos con el apoyo de la ONG terre des hommes; además de los jóvenes vinculados a nuestras organizaciones y la propia oficina regional de tdh. Y en sintonía con las adataciones de estos tiempos, totalmente en formato virtual. En esta nota contamos lo que se viene.

Cada año celebramos un proceso de participación para generar consensos y tomar decisiones conjuntas en el marco de las relaciones de cooperación en programas internacionales con la ONG alemana terre des hommes. Este proceso, llamado de diálogo y co-decisión se desarrolla en distintos niveles: a nivel local, nacional, regional y mundial, entre las organizaciones copartes, entre los jóvenes y en diálogo con las coordinaciones de programas regionales de tdh.  De este proceso venimos participando desde hace unos 15 años como organización, lo que nos permitió relacionarnos con muchas y diversas experiencias de instituciones de otros países con trabajo en derechos de la niñez, migrantes, género, medio ambiente, etc., incorporar los aportes de estas organizaciones en nuestra práctica institucional y brindar también nuestras propios abordajes para alimentar los proyectos de los demás. Finalmente proyectar el trabajo local que cada uno realiza a un plano internacional de incidencia e intercambios.

Diapositiva tapa de las presentaciones.

Pandemia y los derechos de lxs niñxs.

En esta última asamblea regional, que por primera vez realizamos de manera virtual, analizamos el contexto que atraviesa a la región en el marco de la pandemia, destacamos nuestras buenas prácticas de acompañamiento a niñxs y jóvenes, de defensa de derechos (quienes en este contexto y en muchos países sufren una particular invisibilización de sus necesidades, opiniones y demandas); consolidamos la pertenencia a este espacio de Plataforma y trazamos las líneas más importantes de nuestro trabajo regional para este tiempo.

Logo de la Semana Mundial de Jugar 2020

Así por ejemplo, la semana mundial de jugar tendrá dos instancias: en este tiempo es una oportunidad para convocar a lxs niñxs, jóvenes y sus familias (y también a lxs miembros de las organizaciones) a jugar en casa, a recuperar juegos familiares, y tradicionales, a inventar juegos nuevos; y más adelante tendremos también oportunidad de realizar encuentros presenciales en los barrios, comunidades y organizaciones, con el derecho al juego como motivo.  También la campaña por los derechos ecológicos tendrá un lanzamiento virtual con una campaña de junta de firmas, para exigir a la ONU el reconocimiento de que vivir en un mundo saludable es un derecho humano y de la niñez y una acción común que ya nos tiene a todos sembrando semillas nativas en nuestras casas.

Además conocimos a partir de los mensajes de miembros de tdh, la realidad de la cooperación internacional en tiempos de COVID, así como las proyecciones de trabajo de la ORLA.  Y finalmente acordamos actualizar y renovar las políticas de protección hacia los derechos a la niñez que tenemos las instituciones, y trabajar en nuestra preparación hacia la próxima Conferencia Mundial de Delegados (la instancia máxima de codecisión) que se realizará en el 2023.


Derechos ecológicos, hacia modelos sociales alternativos al desarrollo

El Mes de Acción Global (GAM), que cada noviembre desde el 2014 se activa como una campaña de acciones en todas las regiones del mundo (en territorios, comunidades y organizaciones tan distantes como de la India, Nepal, Filipinas, Zimbaue, Vietnam, Guatemala, Brasil, Alemania, Sudafrica, Mexico, Cambodia, Colombia, etc.) en conmemoración de los derechos del niño (el 20 de noviembre se conmemora la promulgación de la Convención de los Derechos del Niño, de la ONU) y que en los últimos años hizo foco en la reivindicación de los derechos de los niños y niñas a vivir en un entorno ecológico saludable, conecta este año también con el inicio de la Campaña sobre los Derechos Ecológicos de la niñez, que apunta a ampliar esta reivindicación durante todo el año y en todo el mundo, y con un doble objetivo muy puntual y ambicioso: que la asamblea de naciones unidas reconozca los derechos ambientales como derecho humano, y que el Comité de los Derechos del Niño haga lo propio reconociéndolo como derecho de niños, niñas y adolescentes.
Los planes cuando esta campaña fue aprobada (en el 2018) y diseñada (durante el 2019) eran lanzar la campaña en abril de este año. La pandemia, como con todo, vino a trastocar los planes. En consecuencia el lanzamiento público se trasladó hacia más adelante (entre septiembre y octubre de este año) y mientras estamos realizando acciones en nuestras casas y conectando virtualmente.


Tanto la Semana Mundial de Jugar, como el GAM y la campaña por los derechos ecológicos (y en general todos nuestros proyectos de cooperación) tienen asiento en los cuatro objetivos estratégicos (promover la cultura de paz en la niñez, luchar contra las violaciones de derechos basadas en género, atender psicosocialmente a la niñez desplazada forzosamente, y promover los derechos ecológicos de la niñez) que en junio de 2018 decidimos conjuntamente apuntar con nuestro trabajo hasta el 2023.

Pero particularmente aparecen bajo el paraguas de en un eje temático, en el que en el 2018 acordamos focalizar, investigar, estudiar desde todas las organizaciones y jóvenes participantes (también para el período 2019-2023) y que apunta a construir propuestas (basadas en experiencias de todas nuestras comunidades y pueblos en el mundo) que demuestren que es posible la vida en armonía con la naturaleza y entre los seres humanos, en diversas formas de bienestar, de buen vivir, más allá del desarrollo neoliberal e individualista.  Esta propuesta desembocará entre otras cosas en la actualización de un documento del 2003 que mostraba un posicionamiento frente a las políticas de desarrollo. 
Para avanzar en este punto, se constituirá un grupo de discusión internacional, en el que el representante de nuestra institución (actual facilitador de la plataforma regional y representante ante el comité permanente StanCom) Martín Passini participará representando a la plataforma latinoamericana.

APADIM en la Asamblea latinoamericana de las 3 voces.


La Red Juvenil Latinoamericana, la Oficina de terre des hommes - Alemania en Latinoamérica (tdh) y la Plataforma de Organizaciones copartes de tdh (es decir las organizaciones que desarrollamos proyectos en cooperación con tdh) celebramos como cada año una nueva asamblea regional "de las 3 voces", dedicada al diálogo y la co-decisión respecto de los planes regionales para 2020 - 2021. Como todo en estas épocas, debimos adaptarnos a las posibilidades y todo el proceso de asamblea se montó, a partir de una propuesta diseñada por tdh, en un proceso virtual.
Durante todo el año, los y las delegados nacionales de la plataforma latinoamericana y de la red juvenil desarrollan procesos de intercambios a través de reuniones virtuales en la que monitorean los proyectos en los que está cada una, toman decisiones respecto de campañas y acciones comunes, desarrollan sistematizaciones de actividades, generan nuevas propuestas, etc. Naturalmente, los trabajadores de la ORLA (Oficina Regional Latino América de tdh) hace lo propio en el marco del trabajo cotidiano que desarrollan. Y periódicamente (en general una vez al año) se celebra un encuentro presencial que reúne a estos tres actores para confluir en decisiones conjuntas que impactan en el trabajo posterior en toda la región, y ayudan al diálogo también con las otras regiones donde tdh y sus "organizaciones copartes" desarrollan procesos similares. Este año, ese encuentro anual se transformó en un proceso de asamblea virtual.
Desde Argentina participaron unas trece personas vinculadas a Apadim y Cecopal. De ellas, Brenda Rivera, de Cecopal, y Zaira Carrión, de APADIM, quien además contó con el apoyo de su hermana Angie, representaron a la red juvenil local. Y desde las organizaciones participaron Andrea Bustos, Andrea Martinez, Coti Luna, Lucrecia Moscardi, Francisco Diocares, David Paredes, Graciela Bordagaray, Jessica Colazo, Daniela Marelli (delegada de la plataforma argentina) y Martín Passini (facilitador de plataforma regional)


El proceso se desarrolló en tres momentos diferentes: primero reuniones de cada plataforma nacional y cada red juvenil nacional (por separado) con representantes de tdh: la persona encargada de la coordinación de programa de cada país, en el caso de nuestro país Bruna Leite, y la encargada de la coordinación temática, Milagro Brondi, quien tiene la responsabilidad de acompañar y apoyar el esfuerzo de articulación de la Red Juvenil y de la Plataforma Regional.
Luego de las reuniones de cada país (se realizaron dos reuniones en cada uno de los 10 países que conforman la plataforma) se celebraron reuniones regionales por separado y con la misma agenda de base de las reuniones nacionales: la ORLA, la Plataforma Regional y la Red Juvenil. Finalmente el proceso confluyó el martes 19 y miércoles 20 en dos reuniones donde participaron 95 personas de Latinoamérica y Alemania.


Quizás lo más positivo de esta alternativa fue la posibilidad de invitar a compañeros y compañeras de distintas organizaciones que no podrían haber participado en una reunión presencial.  Esto significó que además de los delegados y delegadas de cada país, representantes de los jóvenes y de las plataformas, también participaran más jóvenes e integrantes de organizaciones que forman parte de este espacio común latinoamericano.  De esta manera, durante las reuniones "por voces" tanto en la plataforma como de la red juvenil, hubo en cada caso más de 50 participantes, mientras que en la reunión general de las 3 voces hubo casi 100 personas durante dos sesiones el martes y el miércoles de la semana pasada.  Claro que la participación fue limitada, quedando restringido el uso de la palabra en ocasiones a los delegados de cada país, o de acuerdo a distintas procedimientos que fueron delineándose para cada momento. En todo caso ha sido una oportunidad muy importante para que más personas "se acerquen" a conocer el proceso de diálogo, debates y construcción de acuerdos "desde adentro", apropiándose de los resultados de una mejor manera; y por lo tanto ha sido una singular e novedosa experiencia de participación. 


Tenemos mucho por hacer. Apoyanos para seguir construyendo una sociedad más inclusiva.  Aquí te contamos cómo.

No hay comentarios.:

Buscar noticias anteriores